Lo que significa ser docente

Ser docente es una de las profesiones más nobles, es una labor que requiere de entrega total, pasión y dedicación, a partir de la idea: “el ser humano nunca deja de aprender, no hay egoísmo”. El profesor busca siempre aprender más para enseñar a su estudiante, con quien se mantiene en constante escucha, pues se reconoce en sus ojos como aprendiz.


La docencia, es un quehacer que requiere de los más nobles corazones, de esos que enseñan a sus alumnos a confiar en la fortaleza de sus alas, con las cuales, un día buscará ayudar al otro a volar también. El tiempo que pasa con sus estudiantes y la enseñanza, causan un choque eléctrico que los impulsa y despierta a la reflexión, incluso del más renuente.


Al docente no le importa si tiene que enseñar rayando la tierra en el campo o si tiene que hacerlo desde un aula virtual de la que poco sabe, porque son más grandes sus ganas de transmitir sus conocimientos, incluso en el peor escenario y adversidad. No tiene miedo jamás al fracaso porque reconoce que aprende aún más de los escenarios complicados, la palabra imposible no existe en su vocabulario porque nunca hay nada que no pueda hacer, teniendo ese amor tan grande circulando por sus venas, como pequeñas descargas eléctricas.


¡Enséñame, profesor a surcar el cielo como tú! Eso dicen sus estudiantes cuando admiran su grandeza de espíritu. Los docentes son, además de capacitadores, acompañantes, cómplices y lectores de la transparencia de sus alumnos, también tienen poderes mágicos porque saben cuándo una explicación no fue clara o cuando existe el miedo a preguntar, le basta sólo mirar a sus aprendices y es en ese momento cuando muestran con más gentileza, nuevamente el camino a recorrer.


Cada fin de ciclo escolar miles de profesores deben dejar volar a todos sus alumnos con profunda nostalgia y orgullo, saben que están listos. La confianza es difícil de explicar con palabras, pero el amor que les tienen a todos y a cada de ellos es único, los conocen y los reconocen. No importa cuántos alumnos tengan, siempre tendrán tiempo para enseñarles, según sus propias necesidades.


Es complicado expresar el sentimiento de separación que provoca en el docente soltar a sus estudiantes al vuelo, es una mezcla de muchas emociones, como: amor, nostalgia, tristeza, orgullo y muchas otras. Sin embargo, estos sembradores de saberes aguardan esperanzados recibir más alumnos porque el amor que tienen jamás se agota, sino que se incrementa a tal punto que es imposible explicar lo que significa ser docente y como las palabras no alcanzan para describir, entonces son las acciones las que terminan hablando por ellos.



Por Anayely Santiago García

¿Y tú que opinas de las noticias?

© 2020 The Circle Of Opinion MX; todos los derechos reservados | ventas@thecircleofopinion.com.mx |