La Sirenita, ¿ejemplo de racismo?

Hace unos meses se armó un escándalo respecto a la compañía de entretenimiento más grande del mundo, “Disney” ya que, revelaron a la actriz que interpretará a Ariel de uno de los clásicos infantiles del año 1989, “La Sirenita” en el live action, quien no gustó a la mayoría de los fans de dicha película por tener un color de piel diferente a la animación original.

Halle Bailey, es la actriz y cantante que interpretará dicho personaje, su carrera inició en un dúo junto a su hermana Chloe Bailey. Beyonce descubrió su gran talento y se convirtió en su madrina musical, según reportó ABC noticias en su portal electrónico.

Bailey fue elegida por Disney para interpretar a la joven sirena de 16 años que buscaba libertad y soñaba con formar parte del mundo de los humanos, que, posteriormente se enamoró del príncipe Eric y dejó todo atrás para perseguir a su gran amor. La noticia causó un revuelo, con el hashtag #NotMyAriel, Usuarios cibernautas expresaron su desacuerdo rechazando a Halle por no contar con el físico que caracteriza al personaje.

Considero que no se trata de la actriz, o de su color de piel, en realidad el disgusto es por no respetar el recuerdo infantil que muchos tenemos respecto a Ariel. Anteriores Live Action como Dumbo, La Bella y la Bestia, Aladdin, hasta el reciente del Rey León, han respetado cada personaje, no sólo respecto a la actuación, sino también el físico.

Recientemente se dio a conocer a los perros que darán vida a otro clásico de Disney “La Dama y el vagabundo” ¿es posible que respeten incluso a canes y no a un personaje Sirena tan bella como Ariel?

Por otro lado, Disney explicó que Ariel puede ser negra porque su nacionalidad es Danesa y la gente Danesa es negra: “Sí, El autor original de ‘La Sirenita’ era danés. Ariel es… una sirena. Vive en un reino bajo el mar en aguas internacionales y puede nadar donde quiera (aunque eso moleste a Tritón). Pero por el avance del debate, vamos a decir que, efectivamente, Ariel es danesa. Las sirenas danesas pueden ser negras porque la gente danesa puede ser negra. Ariel puede escabullirse a la superficie en cualquier momento junto a sus amigos Scuttle y Sebastian, el cangrejo ‘ejem’ jamaicano. Los daneses negros y, por supuesto, los tritones pueden ‘genéticamente’ tener el pelo rojo. Pero, alerta de spoiler: Ariel es un personaje de ficción. Así que si después de todo lo dicho aún no puedes asimilar que la elección de la increíble, sensacional y talentosa Halle Bailey es justa tras su gran casting porque ‘no se parece a la de la película de animación’, chico, tenemos noticias para ti… sobre ti”


¿La Sirenita evidencia que el racismo persiste en pleno siglo XXI?

El racismo surgió a partir de la época esclavista, cuando los esclavos no eran más que objetos parlantes, usados como mercancía para realizar las actividades de trabajo más pesadas en aquella época. Posteriormente, los esclavos se levantaron en contra de sus amos exigiendo derechos, se acabó con dicho modo de producción, aunque hasta la fecha existen estragos. Los afrodescendientes, siguen siendo discriminados por su color de piel, además de que el negro se le ha significado al mal, así como el blanco al bien, lo cual es una cuestión de estereotipos que hasta la fecha no hemos podido eliminar.

Para el periódico ‘El País’ el racismo no sólo se trata de la esclavitud, sino de la desigualdad de la riqueza, supone que, las personas de clase alta, son blancas, mientras que las personas negras ocupan la clase baja, y pesa sobre ellos el estereotipo de vándalos, rateros, secuestradores, entre otros.

“Hay racismo en los medios de comunicación estadounidenses, sobre todo entre quienes toman las decisiones, que son blancos. Para ellos, los descendientes de afroamericanos son menos inteligentes, menos trabajadores y más violentos. Eso es racismo institucional, y debemos acabar con él.” (Jackson, 2018)

Para poder atacar este tipo de pensamientos es necesario comenzar con los más pequeños, los niños, inculcar de alguna manera la igualdad, ya sea de color de piel, orientación sexual, religión, etc. ¿y de qué manera pensó Disney hacerlo?, poniendo como Ariel a una chica con un tono de piel que genere ese respeto.

El racismo, como lo hemos abordado es un tema delicado, Es racista incluso decir que algo es racista. Sin embargo, considero que Disney generó las críticas hacia Bailey, no se trata de eliminar el racismo cambiando a un personaje blanco por uno negro, se trata de establecer personajes negros desde un inicio, como Tiana de “La Princesa y el Sapo”, Moana, Pocahontas o Kida de “Atlantis, el imperio perdido”.

El cambiar a un personaje ya establecido por otro no es la solución, va más allá del racismo, es atentar contra la infancia de cientos de jovenes/adultos que serán espectadores de la cinta. Asistí hace poco al cine a ver el Live Action de El Rey León, otro éxito de Disney en animación, y noté que los niños no estaban interesados en la película, es aquí en donde me pregunto ¿realmente para que público van dirigidos estos Live Action? si a los niños actuales no les interesa en lo absoluto.

Desafortunadamente a quien más le afectan las criticas es a Bailey, ya que ha mencionado que es un sueño hecho realidad para ella, pero incluso el que pudiese interpretar a otro personaje podría cumplir su sueño de actuar en un Live Action de Disney, no siendo un personaje con un espíritu tan grande y con esa ternura que caracteriza a Ariel. Desde mi perspectiva y tomando en cuenta que es mi princesa favorita de esta empresa, sostengo que Halley Bailey #NotMyAriel.



La Sirenita



IMAGEN: PERIDOIMATZE

¿Y tú que opinas de las noticias?

© 2020 The Circle Of Opinion MX; todos los derechos reservados | ventas@thecircleofopinion.com.mx |