Giovanni López no es nuestro George Floyd, es nuestro Giovanni López.


Podría ser tentador versar sobre la comparación que expone el título, pero es necesario que reparemos en voltear a ver el contexto donde se dio esto, y cómo fue que el hasta ahora presunto asesinato de Giovanni en la ciudad de Jalisco, se muestra como otro síntoma crítico de un sistema que agoniza desde donde se le vea; abuso de autoridad, violencia, desigualdad, falta de oportunidades, corrupción y hartazgo.


Partamos de la mala praxis de un presidente municipal que tardó casi un mes, por diferencia de solo un día, de que ocurrieran los hechos a pronunciarse, obvio, desaprobando lo ocurrido, y negando la acusación de los familiares de haber propuesto un soborno al enterarse este de la existencia del vídeo que le ha dado la vuelta al país y mismo que ha sido la bomba mediática que ha arrinconado al mandatario para tomar ahora una postura pública. Siendo esto un ejemplo, nuevamente, de cómo suelen manejarse los escándalos de corrupción, abuso de autoridad y de índole más privados por quienes gobiernan y todo el aparato que los respalda; haciendo como que no existen, hasta que la bomba les explota en las manos, y deben, ahora sí, mostrarse como los más interesados en darle seguimiento y solución.


Otros actores fundamentales y focos de la atención, son los policías presuntamente culpables de asesinato, a quienes podemos observar como el resultado de una pésima campaña de reclutamiento para elementos de la policía, como es común en todo México, que no repara en procesos más minuciosos de selección que analicen cómo es que los elementos de seguridad ven la obtención de la autoridad y el poder que otorga el puesto, y la brújula moral que los guía en el desempeño de sus labores.

Y también podemos verlos como trabajadores que viven en el olvido, muchas veces, alejados de programas que puedan asegurar una carrera de crecimiento en su giro, sin suministros suficientes y de calidad para desempeñarse, mismos que arriesgan su vida bajo esos estándares, resulta menos atractivo en el contexto de la incesante lucha contra el narco tráfico y la delincuencia organizada, resultando así en personajes frustrados, ansiosos, desmotivados y en casos aún más peligrosos como el que revisamos, corruptos y abusivos.


La víctima fatal de todo esto y último estaño del proceso vertical que describimos aquí, además de ser el estandarte de los luchadores sociales que en los últimos días han clamado por justicia en las calles de Jalisco, es Giovanni, quién a un mes de su muerte es el ejemplo del obrero mexicano sujeto a un sistema que lo arrincona, sin bien, las condiciones en las que se desarrolla mayormente hacia el mercado del empleo informal, donde las jornadas son extensas y uno debe terminar cenando sentado en la banqueta, que como lo muestran los hechos, puede convertirse en razón suficiente para que se pierda la vida, por estar en el lugar equivocado, en el momento equivocado.

Él no es culpable, y es ahora el ejemplo más vívido de lo que sucede en la cotidianidad mexicana. El obrero que lucha por salir adelante en un sistema social y político que no presenta muchas oportunidades. Que al terminar la jornada se sienta a cenar a un lado del camino y de repente se encuentra con personajes deleznables, que terminan quitándole la vida sin razón aparente. O quizá sí, pues dentro de la cabeza de los asesinos se maquinan razones suficientes para que Giovanni perdiera la vida esa noche, mismas razones que no fueron vistas por los procesos que les dieron su puesto, su placa y su autoridad. Porque los líderes encargados de crear y dirigir estos procesos están más interesados en proteger su imagen como mandatarios capaces e incorruptibles, colgarse medallas y seguir ganando dinero o por lo menos adeptos.

Pero sin importar cuanto se esfuercen por esconderlo, al final de este triste proceso, de esta gran maquinaria social, está Giovanni, una de las muchas víctimas fatales en las que desemboca un proceso vertical y agobiante que nos incluye a todos. Allá fue George Floyd, acá fue Giovanni López.

Pronunciamiento de Eduardo Cervantes Aguilar, presidente municipal de Ixtlahuacán de los Membrillos, Jalisco:

https://twitter.com/Eduardo74416222/status/1268339777478197249?s=20

Vídeo del arresto de Giovanni López:

https://twitter.com/rochaperiodista/status/1268229524124250119?s=20

Por: Pedro F. Villegas

¿Y tú que opinas de las noticias?

© 2020 The Circle Of Opinion MX; todos los derechos reservados | ventas@thecircleofopinion.com.mx |