El reflejo de las canciones de Norah Jones: Parte I

Conforme vamos conociendo algo nuevo, ya sean lugares o incluso personas personas, nos surge el deseo de querer empezar a hacer ciertas cosas de inmediato, nos surge la ilusión de procurarlo cada vez más hasta estar seguros de que sabemos lo suficiente y lo podemos incorporar a nuestra vida.

Pero qué ocurre cuando esto trae consigo varias preguntas que no tienen una respuesta clara, y donde parece que lo único que podemos hacer es mentirnos a nosotros mismos, repetirnos que todo estará bien hasta que lo creemos, para poder salir adelante.

Podemos escuchar repetidas veces una canción por varias razones: porque nos pareció agradable el ritmo, porque es la que todos cantan o porque la letra nos pareció increíble que queremos conocer más sobre ella, saber sobre su contexto. Esto último fue lo que ocurrió con la canción Don’t know why.

Norah Jones pasó de ser una chica desconocida ante miles de personas, a ser alguien que se fijó dentro del ojo público, pero no sólo eso, sino que rompió con una idea que podrían tener respecto el tipo de música que tocaría y es que el tener desde pequeña, a una figura tan importante en el mundo de la música, que dominaba un instrumento como el sitar, tener a Ravi Shankar por padre, se podría pensar que seguiría esos mismos pasos, pero no fue así, Norah se aventuró a combinar y probar otros géneros como el pop, jazz, folk, country y soul. Fue así como logró deleitar al mundo con sus canciones.

El hecho de comenzar por estudiar música y cantar en lugares pequeños, no fue un obstáculo para que una importante casa productora pusiera la mirada sobre ella, y es que en un principio Blue Note Records quiso trabajar con ella y sobre su tan diferenciado estilo de jazz.

Conforme avanzó el tiempo, Bruce Lundvall – quien fungió como una figura de mentor para Norah–, confesó que demoró un poco para familiarizarse y meterse en la música que siguió a su debut ya que él era un jazzista. Pese a esto, la discografía no le pidió ni obligó a que se enfocara únicamente en el género jazz y dejara de explorar los demás campos.

En la segunda parte te diré lo que llevó a Norah a tener una mezcla de géneros en su álbum, aunque eso implicara hacer algo diferente de lo que pensaba su familia y la sociedad. No es malo salirse del molde para conseguir lo que uno quiere.

Por Samanta García


Imagen de Pixabay

¿Y tú que opinas de las noticias?

© 2020 The Circle Of Opinion MX; todos los derechos reservados | ventas@thecircleofopinion.com.mx |