"El olvido de una deidad".

Por: José Peña S.


Ha tenido muchos nombres a lo largo del tiempo…


Lo antiguos griegos le llamaban “Gea”, la madre tierra, la dadora de vida.

¿Qué pasó? ¿Cómo es que algo que en un punto de la historia tuvo el estatus de una deidad, ahora se haya reducido a una palabra casi irrelevante? Hoy en día, a una moda incluso.

“Eco friendly” ¿En serio?

En la antigüedad se le veneraba, se le realizaban ofrendas, ¡hecatombes si era necesario!

Se pedía su permiso para entrar a sus bosques, se expresaba gratitud por los frutos de sus mares, se rogaba por su favor para tener una buena cosecha o una buena cacería, para no morir de hambre o de enfermedad.

Se le respetaba, se le temía; Temblores, tornados, maremotos, rayos... Todos y cada uno de ellos, expresiones de su divino poder, y sin embargo, como a una madre amorosa cuyo enojo es pasajero, nos consentía, nos hacia sonreír.

Nos deleitábamos con las canciones del viento entre los arboles, con las obras de arte de mil colores llamados atardeceres, limpiábamos el alma bañándonos en sus ríos de cristalinas y frescas aguas.

¿Qué sucedió? ¿Cuando le dimos la espalda a nuestro verdadero hogar? ¿En que momento nuestro ego creció a tal punto de pensar que no la necesitábamos?


Estamos matando a nuestra madre poco a poco y no nos importa un carajo. Nos comportamos como niños tontos, mal agradecidos y engreídos; Creyéndonos lo suficientemente listos para pensar que nada va a pasar, preocupándonos más por el teléfono de moda que por la extinción inminente. Ojalá y podamos sacar fotografías maravillosas cuando nuestro momento de desaparecer llegue. ¡Que estupidez la nuestra!

Según estudios científicos se calcula que en tiempos modernos, el ser humano ha extinto al rededor de 842 especies, tanto animales como plantas. Contaminamos ríos, envenenamos océanos, talamos bosques enteros, destruimos selvas, contribuimos al calentamiento global y al derretimiento de los polos. Hay investigaciones que afirman el hecho de que en menos de 50 años el planeta no podrá sostener más a la raza humana, esto a causa de la “superpoblación”.

¿Es acaso que no hemos entendido quien necesita a quien? El planeta no nos necesita a nosotros. ¡nosotros necesitamos al planeta! La tierra tiene aproximadamente 4,467 millones de años, el ser humano tan solo 2.5 millones.


Cuando nosotros ya no estemos, el planeta continuará, pasarán millones de años pero finalmente sanará y todo lo que hemos construido tendrá el mismo destino que todas las civilizaciones que nos precedieron, cada edificio, cada estructura construida, cada avance, cada “logro” será consumido, tragado por el mar, sepultado en la tierra o cubierto por la selva. Pasaremos a ser un mito, un vestigio, un mal recuerdo para el planeta.

Atentar contra la naturaleza es atentar contra nosotros, no cuidarla es no cuidarnos a nosotros. A la mayoría le sorprendió la reacción de la flora y la fauna cuando estuvimos en cautiverio un par de meses, el planeta comenzó a recuperarse, los cielos de algunas ciudades se pudieron ver de nuevo, animales recorrían las calles, especies que se pensaban extintas se comenzaron a divisar.

Pero al parecer nadie vio el otro punto de vista de dicho suceso. ¿A qué me refiero? A que se necesitó una maldita pandemia mundial para hacer un poco de conciencia sobre el efecto tan destructivo que tenemos en la naturaleza entera cuando estamos fuera, llevando a cabo nuestro día a día, en nuestro “habitad natural”.

Lamentablemente la historia parece recalcar que los seres humanos solo aprendemos a las malas, supongo que el caos es un examen que nos pone constantemente a prueba, evolucionar o desaparecer, como humanidad hemos superado mucho, crisis, guerras y pandemias. Sin embargo, nunca hemos enfrentado un evento de extinción masiva como el que nos espera en algunas décadas.

Tengo la esperanza de que no sea demasiado tarde para concientizar y aprender; formamos parte de la naturaleza, es hora de recordar que no somos sus dueños, somos sus hijos, es momento de comportarnos como tales y comenzar a cuidar a nuestra madre.



¿Y tú que opinas de las noticias?

© 2020 The Circle Of Opinion MX; todos los derechos reservados | ventas@thecircleofopinion.com.mx |