El futuro prometido e incierto en medio de una pandemia



Luego de dar a conocer la existencia del Coronavirus, COVID-19, la propagación que tendría y la rapidez con que estaba avanzando, muchos países supieron el problema y actuaron de inmediato, pero México se quedó atrás.


Ellos tomaron medidas de prevención y México las ignoró, mientras en otros países era obligatorio el aislamiento, aquí, era para quien quisiera y los que debían salir, lo hacían porque decían que no se encontraban en una posición para elegir quedarse en su casa ya que su sueldo lo tenían que ganar día a con día, es decir, no hubo un apoyo por parte del gobierno para los trabajadores. Lugares en todo el mundo con gran afluencia, cerraron sus puertas, pero nuestro país seguía desafiando la naturaleza del virus permitiendo la realización de conciertos, festivales o celebraciones.


Todos entendieron la gravedad del problema menos nuestro presidente. Con nosotros no fue obligatorio el confinamiento y a pesar de la Jornada Nacional de Sana Distancia, las campañas o anuncios en donde se pedía a la población que se quedara en casa, hubo empresas que continuaban laborando con normalidad y también hubo gente que salía a las calles sin acatar las medidas de sanidad correspondientes para evitar la propagación del virus.


La implementación para hacer home office no fue una iniciativa por parte del gobierno, fueron las mismas instituciones las que tomaron el mando a partir del 16 de marzo, sin embargo, hay que recordar que sólo algunas decidieron trabajar bajo esta modalidad. La Secretaría de Salud solamente recomendó la suspensión temporal de actividades a partir del 23 de marzo y estimaba que para el 20 de abril se levantaría esa medida.


A pesar de que México está dentro de los 5 países que siguen registrando casos de COVID-19 en las últimas 24 horas (acompañado de Brasil, Estados Unidos, Perú y Chile) ya están hablando de un retorno a las actividades.


¿Con qué cifras se dio inicio a la “nueva normalidad”? De acuerdo con la Secretaría de Salud son 93,435 casos confirmados. Lo más alarmante es que habiendo 38,497 casos sospechosos y 16,303 casos confirmados activos se le dice a la sociedad que puede comenzar a retomar sus actividades de manera ordenada. Sabemos que no es la mejor opción dar luz verde a la sociedad mientras se tienen esas cifras y cuando estamos en la etapa más crítica de esta pandemia. No se puede hablar de un regreso a la normalidad si el problema no ha terminado.


Por Samanta García.

¿Y tú que opinas de las noticias?

© 2020 The Circle Of Opinion MX; todos los derechos reservados | ventas@thecircleofopinion.com.mx |