Educación mexicana estancada



Hubo en México, una época en la que la educación estaba basada principalmente en las siguientes asignaturas: astronomía, medicina, aritmética, orfebrería, arquitectura, arte, música y educación militar; en casa se te enseñaba agricultura, ganadería o gastronomía, lamentablemente como en cualquier sistema educativo, este era mejor, mientras más posicionamiento económico se tuviera.


Ya sea que te dedicaras a la ciencia o a las artes, este periodo estuvo sustentado, tanto en el hogar o en la escuela, en formar la personalidad del individuo, en el apogeo de esta época, la sociedad mexicana sumó grandes avances científicos, principalmente vinculados a la ciencia, considerado a la par de las potencias europeas de ese tiempo.


De no haber sido porque estos europeos fueron los que después suprimieron todo este conocimiento; hablamos de la época prehispánica cuyas grandes sociedades habitaron Mesoamérica: Mayas, Aztecas, Toltecas u Olmecas, por decir algunas.


Como se expresaba en náhuatl “in ixtli, in yollotl”, “alcanzar el rostro y el corazón”, si bien se les enseñaba un oficio o profesión, también se les infundía el amor por él, se les inculcaba un gran sentimiento hacia la familia y del grupo humano.


Durante la conquista española, la educación en el territorio mexicano estuvo subyugada, la educación obtenida dentro de las sociedades cambió, entrando la teología como método educativo bajo el cristianismo y sobre todo como método de colonización, doctrina o por decirlo de otra manera, crear una sociedad civilizada, cuando ya lo era.


Fueron tres siglos en los que la enseñanza estaba vinculada completamente a la religión y mientras se adoctrinaba a los originarios aztecas, la educación científica o artística sólo era implementada entre los españoles, aunque poco a poco se fue abriendo.


Fue hasta la época de La Reforma, cuando se abre un periodo más amplio en el que las políticas liberales adquieren una estructura pedagógica institucional, esto ocurrió con las Leyes Orgánicas de Instrucción de 1867 y 1869, con las cuales, la enseñanza fue más concienzuda, aunque con pocos frutos debido a diferentes intervenciones extranjeras en el país, pero, la educación se empezaba a abrir para todos los sectores, Melchor Ocampo y Benito Juárez estuvieron inmiscuidos en estos tratados.


Durante el porfiriato se creó la Ley de Instrucción Obligatoria de 1888, en la que se comenzó a plantear la educación para todos, organizando el sistema educativo y sobre todo la formación de docentes en diversas áreas. Esto originó la creación de la Universidad Nacional Autónoma de México en 1910, que en la actualidad es la UNAM, institución dentro de las mejores 100 del mundo actualmente.


En 1910, se crea la Secretaría de Educación Pública (SEP), encabezado por José Vasconcelos, aquí fue cuando la educación en México tuvo más realce, se organizaron los primeros cursos, aperturaron escuelas, se editaron libros y se fundaron bibliotecas, siguiendo un sistema educativo estricto y controlado, para 1917 se decreta el 3er. Articulo de nuestra constitución mexicana en donde la enseñanza seria libre y laica.


En la prueba PISA 2019, la cual evalúa el nivel educativo en el mundo, apoyándose principalmente en la comprensión lectora, matemáticas y ciencia, México se encuentra por debajo de la media en este conteo, detrás de 60 países a nivel mundial. Entre estudiantes de 15 años en nivel educativo, la mitad no alcanza niveles suficientes para desenvolverse en la sociedad: 45% no logra los aprendizajes suficientes en lectura, 56% en matemáticas y 47% en ciencias. Es decir, más de la mitad de nuestros alumnos no alcanzan niveles óptimos de educación. Mientras, China y Singapur lideran estos números con un 90% de comprensión en estos rubros.


Aunque por el aumento poblacional, la plantilla de alumnos se ha elevado en la última década, también se ha dado un retroceso en el aprovechamiento académico, en donde los principales factores para obtener una educación de calidad decaen gracias a la pobreza, bullying, falta de infraestructura y de incentivos educativos. Sin hablar de la fuga de talentos que se ha incrementado.


Los últimos tres sexenios gubernamentales no han cambiado sus estrategias en educación, ciencia o artes, en algunos casos eliminando estímulos y quitando recursos. Es un sistema educativo caracterizado por ponderar la obtención de beneficios contractuales sobre el desarrollo de un mejor temario educativo. Ya es tiempo de replantear la educación en México, para no echar en saco roto estos 500 años de lucha para tener una educación de calidad en nuestro país.


¿De quién depende la educación en México? ¿Quién tiene la responsabilidad inmediata de formar a la próxima generación de influencers o científicos en nuestro país. Maestros, padres o el gobierno?



Por Eduardo Reyes González

¿Y tú que opinas de las noticias?

© 2020 The Circle Of Opinion MX; todos los derechos reservados | ventas@thecircleofopinion.com.mx |