¿Chamba es chamba?


En los últimos meses la economía sufrió un cambio estratosférico, sin embargo, algo que debes saber es que todo es parte de un ciclo, esto significa que es normal que esto pase. Si haces algo de investigación te darás cuenta que, de hecho, en promedio cada 15 años existe un tipo de caída, a esto se le conoce como “el descenso de la curva”, y como ya te diste cuenta, muchos rubros terminan siendo afectados, algunos colapsan, mientras que otros toman fuerza y se impulsan.

Pero, ¿por qué estamos hablando de este tema? ¿Qué tiene que ver con emociones y paradigmas? Bueno, es bastante simple, la relación está en que existen muchas creencias dañinas respecto a la cuestión del empleo, muchos de los conceptos que tenemos sobre ciertas cosas provienen de lo aprendido en la familia, visto en nuestro entorno o resultado de una exposición a ciertas situaciones.

La mayoría aprendimos que generar dinero era sumamente difícil, que los trabajos debían de ser pesados y con horarios extenuantes. Incluso en Latinoamérica tenemos muy arraigada la creencia que ser pobre o tener poco dinero es “normal”, personalmente creo que es uno de los conceptos en los cuales más deberíamos de trabajar.

Todo cambia, todo se mueve, todo evoluciona de una u otra manera; al igual que en el mundo natural es una cuestión de adaptación y supervivencia, he tenido la oportunidad de conocer a personas ricas y pobres. He sido testigo de una manera de pensar sumamente diferente, distintas creencias , y conceptos de realidad muy contrastantes.

Algunas de las frases más notorias que escucho durante sesiones con personas a las cuales no les va del todo bien son: “Chamba es chamba”, “no hay de otra”, “el jale nunca termina”, “antes me pagan”, “ya no hay trabajos bien pagados”, “no me alcanza para nada”, “todos estamos jodidos”, etcétera.

Tal vez parezca cliché, pero no concientizar el diálogo interno que tenemos y la historia que nos contamos todos los días puede ser sumamente peligroso. Sé que la palabra cliché por que puedes llegar a pensar que estoy hablando de cosas como “motivación” y “actitud positiva”, pero no es así. Existe algo conocido como “Ingeniería de conciencia”, la cual básicamente es un tipo de práctica interna para configurar nuestros pensamientos. Y, ¿por qué esto habría de importarnos? Porque son nuestros pensamientos los que más tarde terminan determinando nuestras acciones y por ende nuestros resultados.

Quiero que sepas que nada es estático; los resultados que tienes son la manifestación de “creencias” que piensas son “ciertas” y “absolutas”, pero esto no es así. Si quieres cambiar tu vida, tienes que comenzar por cuestionar todo aquello en lo que crees y tomas como “verdadero”, básicamente una de mis actividades principales es ayudar a las personas con ese tipo de cuestionamientos, no soy un motivador, ni soy un “coach”, lo que yo hago tiene que ver más con una expansión de conciencia.

Este tema es de gran importancia y decidí escribir sobre este debido a que muchas personas que creen que “Chamba es chamba”, no se dan cuenta de como ese trabajo les está arruinando la vida. Quizás pienses: “Sí Pepe, pero es que está cabrona la economía. No hay más, a veces no hay de otra. No es tan fácil”.


No dije que lo fuera, pero sí creo que un cambio es posible, tal vez no de manera inmediata, porque los cambios llevan tiempo; si estás en un empleo mal pagado, con una carga impresionante de trabajo, considera la factura que esto te va a pasar a medida que transcurra el tiempo. Estrés, desgaste, enfermedad, depresión y demás consecuencias que tarde o temprano harán que colapses.

Me he encontrado con personas cuyos resultados deseados estaban a un paso; cambio de creencia; detección de sentimientos; entendimiento de lo que pensaban. Se subestima mucho la cuestión interna. Para mí fue muy evidente en esta pandemia el cambio económico tan brusco, detectar personas que estaban más conscientes de sí y aquellas que no.

Las que lo estaban inmediatamente comenzaron a pensar en como resolver el problema que se acababa de presentar, las que no, comenzaron a enojarse y culpar a todo el mundo, con todo respeto te pregunto… ¿De cuales fuiste tú? Y no lo hago por incomodarte o por juzgarte, ¡No! Te lo pregunto por que me interesa que hagas conciencia sobre ti y tus reacciones. Pues créeme que puedes encontrar alguna actividad bien pagada, que disfrutes, te importe, hagas una diferencia, tengas un impacto y en la cual te la pases de maravilla. ¿Demasiado bueno para ser verdad? Cuidado si piensas eso, cuestiona el por qué lo piensas. Es hora de entender que “Chamba no es chamba”.



Deja en los comentarios tu opinión sobre este tema.


Por: José Peña S.

¿Y tú que opinas de las noticias?

© 2020 The Circle Of Opinion MX; todos los derechos reservados | ventas@thecircleofopinion.com.mx |