“By heart” es más que memorizar


Quizá, algunas personas estamos familiarizadas con el término “by heart” pero probablemente no lo estamos con el origen. Es un dicho que se usó por primera vez en la cultura griega cuya referencia era, “memorizar” cosas, sabemos que no es necesario que se haga uso de una hoja y una pluma puesto que nuestro cerebro ya la tiene identificada y es capaz de recordar esa información.


La palabra “recordar” juega un papel importante, proviene del latín y está formada por re (de nuevo) y cordis (corazón), este último es el lugar en el que antes se pensaba que estaban albergadas las facultades de la memoria. Todo lo que te importa lo llevas en el corazón y, por ende, lo recuerdas.


Todas las cosas que existen, pueden tener un significado más profundo y pueden adaptarse a las diferentes culturas. Recordamos y memorizamos lo que en realidad nos importa, ponemos más atención a lo que en verdad nos ha marcado y genera algún tipo de satisfacción.


Gracias al estudio que hicieron los neurocientíficos en la Universidad de New York, sabemos lo que pasa en nuestro cerebro cuando intentamos recordar algo. El lóbulo temporal medio del cerebro, tiene un rol importante dentro de la memoria declarativa (aquella que se encarga de almacenar los hechos o sucesos) y se compone de las zonas del hipocampo y la corteza perirrinal. El primero, tiene una gran participación en la memoria y emite información que sincroniza entre los eventos pasados, mientras que el segundo, integra información para saber qué ocurrió antes y después en ese evento.


El término “by heart” no es meramente superficial, aunque se asocia con la mente (porque por eso se recuerda algo), en realidad, se debe relacionar con el corazón, ya que no demanda un esfuerzo mayor, ni se tiene que hacer algo adicional, simplemente los recuerdos empiezan a florecer. El nivel de detalle que tengamos respecto de algo, es proporcional al grado de interés que tenemos sobre eso, pero también, a la forma en que nos impactó (llámense acontecimientos positivos o negativos).


Cuando intentamos memorizar algo, recurrimos a escribir notas, estarlas leyendo una y otra vez, es tener que aprender más por una obligación (como las tablas y fórmulas) en cambio, recordar es remontarnos a ciertos acontecimientos que ocurrieron hace tiempo, charlas, olores, lugares, sabores, de esta forma se activan nuestros sensores neuronales y físicos.



Por Samanta García.

¿Y tú que opinas de las noticias?

© 2020 The Circle Of Opinion MX; todos los derechos reservados | ventas@thecircleofopinion.com.mx |