Amor de cuarentena

Iba a suceder, la cuarentena me obligó a regresar a usar Facebook e Instagram, no es que antes no estuviera aislada a propósito, pero desde que empezó la cuarentena sentí que tenía que al menos ver a mis amigas, mi familia, saludar, platicar un poco, así que me armé de valor y subí una selfie, además de compartir estas publicaciones.


A los pocos días me dí cuenta que aumentaron los anuncios de sitios de citas en mi perfil de Instagram, al principio me dio risa pero después me imaginé que hay un montón de personas, MILLONES tratando de entablar conversaciones a distancia, tratando de no estar solos.


Las relaciones a distancia no son nuevas para mi, ni forzosamente son románticas; tuve un amigo por correspondencia en la secundaria al que conocí después de 3 años, nos dejamos de escribir por la prisa de la vida pero nos reencontramos por Facebook días después del temblor del 2017, nada cambió. El seguía siendo mi amigo querido.


También tuve un amigo por teléfono, cuando había que colgar para que se conectara el internet, entonces hablábamos en las tardes o noches por horas y horas, poníamos música y nos reíamos.


Tal vez por eso creo en las relaciones a distancia, porque las he vivido, porque sé que sólo hay 2 maneras de relacionarse así, una es diciendo (o escribiendo) la verdad y la otra es mentir, pero no se gana nunca nada mintiendo.  


Los que se atrevan a iniciar una “relación” se encontrarán en un vértigo de emociones que pueden o no ser duraderas, pero lo que es seguro es que esa montaña rusa es muy parecida a la vida real, es un continuo arriesgarse a fallar, un permanente cuestionamiento ¿a dónde voy con esto, vale la pena compartir si no va a durar? Pero CÓMO PODEMOS SABER  SI NO NOS ARRIESGAMOS a asomar la cabeza más allá de nuestro círculo de conocidos.


Tengo 95% de amigas y 5% de amigos casados ¿cómo puedo conocer personas nuevas si estoy literalmente encerrada? Si antes era difícil porque no creía que era el momento adecuado ¿por qué no lo puedo hacer ahora que lo quiero hacer? Humana al fin y al cabo.


Había pensado en el título “El amor en los tiempos de cuarentena” pero no será amor hasta que salga de la pantalla a la luz, al aire libre y se pueda gritar a los 4 vientos.

¿Y tú que opinas de las noticias?

© 2020 The Circle Of Opinion MX; todos los derechos reservados | ventas@thecircleofopinion.com.mx |