A 40 años de “Closer”, segundo y último álbum de Joy Division


En 1980, el segundo álbum de estudio de la banda británica post-punk, Joy Division, titulado “Closer” saldría a la luz un 8 de julio, casi dos meses después del suicidio del vocalista Ian Curtis (ocurrido el 18 de mayo del mismo año); para posicionarse como uno de los discos más influyentes del género.


Nombrado “álbum del año” por NME y acompañado de críticas con porcentaje perfecto (cinco estrellas de cinco en la revista inglesa “Q”, así como en “The Rolling Stones Albums Guide”; puntaje de 10/10 por parte de “Pitchfork” y “NME”, entre otras) el disco fue un éxito comercial y artístico.


Pero ¿qué es lo que una banda plasma en un disco para que este sea una obra trascendental? evidentemente la música dentro del álbum es el primer punto para que esto suceda y, en este caso, citando a Mikal Gilmore (periodista musical quien trabajó para Rolling Stone):

"Su música se torna pesada, gris y estable porque busca saciar la visión de un mundo donde el sufrimiento es persistente y la nada, estática”.


Dejando a un lado los tecnicismos, la música crea una atmósfera, haciéndose de una voz comprensible para aquellos que vivieron en las circunstancias y tiempos en que el disco salió a la luz, voz que permanece hasta nuestros días, convirtiéndose en lo que toda obra de arte aspira ser, trascendental.


“[Joy Division] se convirtió en la primera banda del movimiento post-punk al enfatizar no en la ira y energía, sino en el humor y la expresión, dirigiendo el ascenso de la melancolía en la música alternativa de los ochentas” John Bush en AllMusic (página web reconocida por su amplia base de datos música e información de bandas y artistas), gracias a este comentario, nos podemos dar cuenta que no únicamente el disco del que hablamos y su previo más popular “Unknown Pleasures”, sino la banda y su nombre generarían un cambio radical en la manera en que se percibirá y escribirá la música. Posteriormente “Control” y la banda en general, sería influencia para muchas otras bandas y artistas como “The Cure”, “Bauhaus”, “Depeche Mode”, “Radiohead” y más”.


A cuatro décadas del lanzamiento del disco, la popularidad y apreciación de este han ido incrementando. El sonido cuyos ritmos incitan a bailar (en la mayoría de las pitas), junto a las letras cuyo significado puede ser tomado como “oscuro” o de una profundidad mayor, siguen llamando la atención de nuevos escuchas, permaneciendo en la biblioteca musical de los que se han dejado envolver por su atmósfera y cautivar por sus letras.


El culto hacia Joy Division, alejándonos un poco del disco y concentrándonos en la banda, si bien en gran parte es por su exquisitez musical y su evolución a “New Order”; es la imagen de Ian Curtis lo que atrae a muchos al mundo que la música de esta banda tiene que ofrecer.


¿Cómo no podría sentirse el público atraído ante la imagen del “poeta maldito” encarnada por el líder y vocalista de esta banda de finales de los setenta e inicio de los ochenta?, sus bailes en el escenario (puede observarse en el canal oficial de la banda su presentación en vivo de “Transmission”), conducidos principalmente por sus ataques epilépticos, fueron en gran parte una de las razones por las que se popularizó su imagen y la banda, pero fueron también motivos por los que, varias veces, Ian debía salir del escenario sin poder continuar dando una presentación y, personalmente, Ian había declarado a su esposa Deborah y a su amante Honoré el miedo que sentía por ser ridiculizado por la audiencia debido a sus movimientos en el escenario.





Además de su condición como epiléptico, la depresión que sufría y la cual nunca fue tratada, era plasmada en sus letras (aunque claramente no en todas, Ian era un ávido lector cuyas inspiraciones encontraba en otros autores), romantizando aún más la imagen del artista desesperado, con una vida sombría y un final trágico.


Su suicidio fue un gran impacto para los miembros de la banda, quienes han declarado no haber estado lo suficientemente informados o ser completamente inocentes ante las letras y los modos de actuar por parte de Ian:


“Honestamente pensé que las letras de Ian eran brillantes, pero que escribía acerca de alguien más, así de ingenuo fui…” declaró Stephen Morris, baterista de Joy Division.


Recordando una vez en la que Ian tuvo una sobredosis y Tony Wilson, el líder de Factory Records lo llevó directo del hospital al estudio, Peter Hook (bajista de la banda) dijo: “Le preguntamos si todo estaba bien, a lo que nos respondió que sí, que siguiéramos adelante con el ensayo. Ahora como adulto y como padre, me siento más culpable que nunca. Si ese hubiera sido mi hijo, habría ido a darme la vuelta ahí para darle un cabezazo a Rob Gretton, nuestro manager, y llevado a Ian a casa. Pero había doctores, consultores, psiquiatras y, ninguno fue capaz de solucionar su problema. Increíble”.


La vida de Ian ha sido llevada a la pantalla grande en dos cintas, la primera intitulada “24 Hour Party People” en 2002, cuya trama dramatiza el ascenso y caída de la disquera a la que perteneció Joy Division (Factory Records). La segunda, un biopic que lleva por título “Control”, dirigida por Anton Corbijn (fotógrafo de la banda) y basada en las memorias de Deborah Curtis, viuda de Ian, fue presentada en el festival de Cannes 2007, detalla la vida de Ian con Deborah, sus problemas para llevar una vida doméstica junto al artística, su romance con Annik Honoré, los problemas sufridos por la epilepsia y, finalmente su suicidio.


Como podemos ver, la banda de culto ha sido una constante en la cultura pop, y a 40 años de su segundo disco aún sigue dando de qué hablar y atrayendo a nuevos escuchas a una de las bases de la música que conocemos hoy en día.


La música, cuando es creada bajo las necesidades de los artistas para expresar su forma de percibir el mundo, sus sentimientos, cuando dan más de lo que podemos imaginar, logra trascender. Es audible y entendible en cualquier época porque los sentimientos del o los artistas son lo que todos hemos llegado a percibir en nuestro interior y, lograr que algo tan universal sea transmitido, es lo que hace que existan bandas de este tipo.


Después de tanto tiempo “Closer”, sigue transportando la vida de un grupo de jóvenes cuya música permanecerá, y si dejáramos de romantizar la vida de los “poetas trágicos” en cualquiera de las artes, tal vez, aprenderemos a apreciar a los artistas por las razones correctas, como Peter Hook dijo alguna vez “Sé que la muerte de Ian siempre eclipsará a Joy Division”. -Qué injusticia-.


por Nicolás Cristóbal



Referencias:

https://www.uncut.co.uk/features/joy-division-we-didnt-know-ian-curtis-was-approaching-his-breaking-point-70344/5/

https://www.theguardian.com/music/2011/jun/14/joy-division-ian-curtis-suicide

https://www.allmusic.com/artist/joy-division-mn0000290812/biography

https://www.rollingstone.com/music/music-album-reviews/closer-3-252359/

Imagen de pixabay

¿Y tú que opinas de las noticias?

© 2020 The Circle Of Opinion MX; todos los derechos reservados | ventas@thecircleofopinion.com.mx |